¿Por qué estudiar en Madrid?

Alumna de Tilde Madrid disfrutando de una copa de vino en una azotea madrileña

Porque Madrid es una ciudad famosa por su oferta cultural, sus tradiciones y su vida nocturna. Madrid es auténtica, acogedora y abierta.

Capital de España desde 1561, se ha convertido con el paso de los años en una ciudad moderna, que mira al futuro y vive en constante desarrollo.

Madrid está situada en el centro de Castilla; su privilegiada localización sirve de cómodo punto de partida para visitar otras ciudades de interés. Toledo, Segovia, Salamanca, o Ávila son algunos destinos turísticos de quienes visitan la capital de España.

¿Y su gente? Muchos madrileños de hoy proceden de diferentes puntos del país, por eso, Madrid no sólo tiene una forma de ser, sino mil, mil formas de pensar y de sentir, y ese es precisamente el atractivo de su personalidad.


¿Por qué TILDE?

Porque nuestra escuela asegura calidad, dedicación y seriedad en un entorno exclusivo, "El barrio de las letras".

Porque TILDE es una escuela creada por veteranos profesionales que disfrutan enseñando. Tenemos un programa de formación propio cuyo éxito reside en la capacidad técnica y humana de quienes lo imparten.

Porque, tanto si nuestros estudiantes viajan solos como acompañados, TILDE es el lugar perfecto para sentirse en familia, socializar con gente de todo el mundo y disfrutar aprendiendo.



¿Dónde alojarse?

La mayor parte de los lugares turísticos se encuentran en el interior de la ciudad, en los distritos de Centro, Salamanca, Chamberí, Retiro y Arganzuela.

Aunque Madrid dispone de una de las redes de metro más modernas de Europa, es recomendable alojarse en los alrededores de los distritos mencionados para facilitar los desplazamientos. (TILDE puede recomendar a sus clientes las mejores opciones según intereses).


¿En qué época del año viajar?

El clima en Madrid es bastante agradable en cualquier época del año si lo comparamos con otros países de la comunidad europea. Gran parte del año nos beneficiamos con días de sol y visibilidad excelente. En pleno invierno, en los meses de enero y febrero, las temperaturas rara vez llegan a los cero grados pero aún así, no está de más llevar un buen abrigo puesto. En primavera la temperatura es agradable llenándose el paseo de la Castellana de hermosas flores, y en verano hay días de intenso calor pero bastante soportable gracias a la baja humedad.


¿Qué opinan nuestros alumnos?


  INSCRIPCIÓN   INSCRIPCIÓN