Programa cultural Abanico

Descubre Madrid y aprende español con nuestro programa de inmersión cultural Abanico

Abanico nació con el propósito de proporcionar a nuestros estudiantes lo que un curso de español en su lugar de origen no puede ofrecerles: la inmersión en un país como es España, que conserva innumerables tradiciones socio-culturales, religiosas y gastronómicas, y la atmósfera de una ciudad como Madrid, donde historia y modernidad conviven de manera asombrosa. Su famosa vida nocturna y sus tres museos de arte pictórico hacen de ella una visita imprescindible.

Los estudiantes de español, siempre acompañados de un instructor, disfrutarán de actividades dentro o fuera de la escuela: Ya sea una salida a algún punto de interés, una conferencia sobre un tema social, político o cultural, o una tarde de cine o la visita de algún profesional que se acerca a la escuela para charlar con nuestros estudiantes...

Todas las actividades están pensadas para ampliar el estudio y sacar el máximo provecho a la estancia de nuestros alumnos en TILDE MADRID.


Algunas de nuestras actividades y paseos

Uno de los encantos del Madrid antiguo se encuentra en el distrito centro, más conocido como el Madrid de los Austrias, la zona donde la dinastía de los Habsburgo mandó construir los edificios históricos de una villa que ellos eligieron como capital de España. Sus edificios recuerdan la época imperial española, cuando los Habsburgo regentaban un imperio que iba desde más allá de los Países Bajos hasta América, y su posterior decadencia.
El Retiro es el parque más importante de Madrid desde su apertura al público en 1868. Fue creado por Felipe IV en el siglo XVII como espacio de recreo para los reyes de la Casa de Austria. Las continuas demoliciones del recinto y los graves destrozos que sufrió durante la Guerra de la Independencia, en que sirvió como acuartelamiento para los franceses, además del ensanche urbano de la ciudad durante el siglo XIX, configuraron la fisonomía actual del Retiro.
El barrio literario o Barrio de las Letras es llamado así en memoria de los famosos y grandes escritores del siglo XVII, el llamado "Siglo de oro". En sus calles habitaron algunas de las figuras más importantes de la literatura española como Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Góngora, Quevedo, Luis Vélez de Guevara, Ramón de la Cruz, Moratín, José Zorrilla, Echegaray, Ramón Mª del Valle-Inclán...
En 1561, cuando Felipe II nombró Madrid como capital del imperio, muchas bodegas se instalaron alrededor de la calle Toledo, que era donde paraban las diligencias y las carretas de viajeros. La ciudad se llenó de tabernas o tascas que eran, además de lugares para refrescarse y “picar” algo de comer, remansos para la charla y las relaciones sociales. Las puertas de las tabernas se pintaban de rojo púrpura, igual que el color del vino tinto.
El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía es uno de los vértices del “Triángulo del Arte”, junto con el Museo del Prado y el Museo Thyssen-Bornemisza. Reúne obras de Dalí, Miró, Juan Gris y Picasso. La estrella del museo, El Guernica, es uno de los cuadros más importantes de Pablo Picasso. Expuesto por el gobierno de la República en la Exposición Internacional de París de 1937, este mural expresa el dolor de las víctimas del bombardeo de Guernica el 27 de abril de 1937.
Una de las visitas imprescindibles cuando se llega a Madrid es al Museo Nacional del Prado, que posee la colección de pintura española más completa del mundo. Además de las famosas Meninas de Velázquez y de Los fusilamientos del 3 de mayo de Goya, en sus salas pueden verse obras maestras de las escuelas española, italiana y flamenca. El Prado cuenta con una valiosa colección de 8.600 cuadros y más de 700 esculturas.
  INSCRIPCIÓN   INSCRIPCIÓN